email
twitter
facebook

20 dic. 2010

Contaminación de los océanos

ECOTIP DE LA SEMANA

* EL OCÉANO: UN BASURERO *
(parte 3)

Ya les contamos las grandes amenazas que asolan a los océanos. Entre ellas se encuentra la contaminación, la enorme cantidad de basura que diariamente termina en el mar. Y no nos referimos únicamente a los desechos químicos y tóxicos que las industrias vierten al mar sino también a las personas que tiran o dejan sus residuos cerca del mar: plástico, vidrio, aparatos electrónicos, cigarrillos y muchas cosas más. Si bien todo estos residuos son peligrosos, el principal contaminante es el plástico representando más del 80% del total de la basura oceánica. Bolsas de plástico, tapitas, botellas, envoltorios de galletitas y de cigarrillos,  encendedores, globos, restos de redes, etc.

Partiendo de la base de que este es un rol que el océano no debería estar ocupando ya que no se encuentra preparado para eso, encima hay que sumarle el hecho de que el plástico no es biodegradable. Por eso queda flotando, deshaciéndose en partes cada vez más pequeñas producto de la abrasión pero nunca desintegrándose del todo.

Hace unos años se descubrió en el Océano Pacífico Norte el “Gran Parche de Basura” o “Sopa de plástico”: 700 mil kilómetros cuadrados de basura suspendida y otros desechos que fueron agrupados por las corrientes marinas. Esta área puede llegar a contener 100 millones de toneladas de basura y se estima que el 80% de esa basura viene de las zonas terrestres y el 20% restante de los barcos. Pero esto no significa que sea una gran isla de basura,  hay partículas muy chicas y pedazos más grandes.

Las partículas que flotan se parecen al zooplancton y pueden ser confundidas por las medusas. También peces, aves y otros animales marinos como las tortugas pueden confundirlos con comida, a veces llegando a provocarles asfixia y muerte. Este plástico también permite que otros organismos se adhieran a él y viajen fuera de sus ecosistemas invadiendo nuevos hábitats y pueden ser nocivos para otras especies. Además, estos residuos atraen a su vez otras sustancias tóxicas que al ser ingeridos pueden traer problemas hormonales en los animales.

La fauna se contamina y los residuos de plástico entran en la cadena alimenticia. El hombre lo crea, lo desecha en el mar, los peces lo comen y los hombres comemos los peces. En el gran círculo de la vida todo vuelve porque estamos todos conectados. Y este Gran Parche no es el único en el mundo. La basura está por todos lados y las diferentes corrientes lo van agrupando.

Necesitamos poner más atención en los océanos y empezar a solucionar estos problemas que amenazan con su salud y nuestro futuro.

Video sobre “El Gran Parche de Basura”:



Trailer del documental que se llama “Adictos al Plástico” en donde se habla de la basura en el océano pacífico. Se los recomendamos especialmente:




Fuente: Wikipedia y Greenpeace International

0 comentarios:

Publicar un comentario